miércoles, 24 de abril de 2013

Carta a José María Blanco White, de Carlos Budil Gámiz

Estimado señor Blanco White,
le escribo para contarle mi opinión sobre la emigración actual en España.

Estábamos advertidos de que esta situación llegaría. No quisimos darnos cuenta, pero era inevitable; nuestra situación anterior era insostenible. Cuando colapsó nuestra economía y empezaron a producirse los efectos colaterales de la crisis, nos preocupó en especial la "fuga" de talentos de nuestro país en busca de un destino mejor para sus vidas, y surgió la pregunta: ¿Debían quedarse aquí los jóvenes profesionales o marcharse?
Mucha gente opina que para sacar adelante nuestro país necesitamos de estos nuevos talentos, y aunque tengan razón (en parte), no podremos construir un país mejor si no cambiamos primero nuestra mentalidad: la mentalidad de la creación de dinero inmediato sin pensar en sus consecuencias, la mentalidad del despilfarro...
De nada servirá que acumulemos talentos preparados para trabajar, si seguimos pensando de la misma forma que nos llevó a la crisis y que aún sigue muy arraigada en nosotros: dinero fácil y cuanto antes. Debemos cambiar nuestra forma de ver el mundo para luego cambiar al país.
Así que creo que los nuevos talentos deben ganarse la vida con los medios que puedan, aunque estos conlleven trabajar en otros países, porque ¿qué van a hacer en un país que no va a ninguna parte y donde no pueden vivir porque no hay trabajo? 

Atentamente
Carlos Budil Gamiz

Autorretrato de José Villegas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada