jueves, 16 de mayo de 2013

QUÉ ESTÁS MIRANDO: Crónica sobre Arte Contemporáneo




El arte contemporáneo viene siendo desde principios 1970 un tema muy polémico. ¿Es realmente arte? ¿O simplemente ``garabatos´´? ¿Está su precio sobrevalorado? 
Dicho arte comenzó a hacerse popular a principios de la década de los 70, aunque su invención consta desde comienzos del siglo XX.
           Muchas personas consideran el arte moderno una forma de expresión bastante sugerente. Pero sus formas abstractas no son bien recibidas por todos.
           Expertos afirman que el arte contemporáneo es sin duda arte, en el cual se nos presenta una nueva forma de ver la estética, ya que su representación no es literal.
           El rechazo hacia el arte contemporáneo fue muy fuerte desde que comenzó a acuñarse este concepto, no solo en los ambientes sociales conservadores, sino entre intelectuales que se ocuparon muy seriamente de su análisis, como fueron los casos en España de Eugenio d’Ors, autor de la impactante frase: Todo lo que no es tradición, es plagio; o José Ortega y Gasset que tituló una de sus obras como: La deshumanización del arte.
           Uno de los temas que más llama la atención es su precio. Se han alcanzado cifras de récord en muchas subastas. Los precios pueden llegar a alcanzar los 785 millones de euros.
           Conservadores del arte consideran estos precios excesivos para dichas obras. Pues afirman que obras de tan mal gusto no deberían ni estar en museos. 
- ¿Hacen bien invirtiendo tanto dinero en obras?.
‘’Los inversores se sienten más seguros depositando su dinero en cosas reales que pueden tocar y reconocer, como un cuadro, que en algo tan volátil y etéreo como una acción”. Pierre Naquin. (coleccionista)
   Esta es una de las muchas opiniones que recibimos respecto a la inversión del arte.
Finalmente, ¿es el arte contemporáneo una forma de abrir nuestras mentes?; ¿o simplemente es una absurda forma de expresión?

                                                                                     Elena Zayas Maldonado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada