domingo, 5 de mayo de 2013

Reportaje: primera república en España



La primera República Española se inició el 11 de Febrero de 1873 gracias a su proclamación por las Cortes y duró hasta el 29 de Diciembre de 1874, cuano el general Martínez-Campos comenzó la Restauración borbónica en España.
La Restauración borbónica se basaba en un sistema monárquico que duró desde 1874hasta el 14 de Abril de 1931,que se proclamó la Segunda República.

Durante los primeros 11 meses de la Primera Rebública sucedieron cuatro presidentes diferentes por el Poder Ejecutivo y todos ellos formaban parte del mismo Partido Republicano Federal, hasta el golpe de Estado de Pavía, el 3 de Enero de 1874, que puso fin a la República Federal y dió paso a una República Unitaria que se encontraba bajo la dictadura del general Serrano.
Éste general fue el líder conservador del partido constitucional y, durante este período hubo tres conflictos armados al mismo tiempo:la tercera carlista, la sublevación cantonal en la península Ibérica y la Guerra de los Diez Años en cuba.

Esta Primera República se inició gracias a la renuncia del trono del rey Amadeo I el día 10 de Febrero de 1873 debido a las numerosas dificultades que hubo durante su breve reinado.
Entre estas dificultades podemos destacar la guerra en Cuba. El estallido de la Tercera Guerra Carlista, las diversas insurrecciones republicanas y la división que hubo entre su propios seguidores, aparte de que el apoyo popular que tenía era muy escaso.
Ese lunes 10 de Febrero el periódico La Correspondencia de España publicó que el rey había renunciado y, de manera ipso facta los federales madrileños salieron a las calles exigiendo la proclamación de la República.
Cuando los componentes del Partido Radical de Ruiz Zorrilla se reunieron, sus opiniones estaban divididas entre el presidente y los ministros progresistas, que querían consultar al país sobre la forma de gobierno.
Con esta postura también estaba de acuerdo el partido de el general Serrano, ya que así no se proclamaría la República de inmediato.
Finalmente decidieron la forma de gobierno la reunión conjunta del Congreso y del Senado constituidos en Convención, que decidieron que lo mejor era una República.
Al siguiente día los jefes de distrito republicano anunciaron que si el Congreso de Diputados no proclamaba una República antes de las 3 de la tarde iniciaría una revolución y, los republicanos de Barcelona enviaron un telegrama diciendo lo mismo.
Ante esto, los demócratas capitaneados por Martos y los presidentes del Congreso de del Senado(Rivero y Fuigerola) realizaron una reunión de ambas cámaras en la que se leyó la renuncia al trono de Amadeo I y, como el presidente del gobierno no estaba, el ministro Martos dijo que el gobierno le devolvía el poder a las Cortes con lo que estas se convertía en Convención y asumían todos los poderes del Estado.
Entonces algunos diputados republicanos y radicales presentaron una moción a dos cámaras para que fuera aprobada de forma de gobierno la República y eligieran un Poder Ejecutivo responsable ante aquella.
Dicha proposición decía lo siguiente:
''La Asamblea Nacional asume los poderes y declara como forma de gobierno la República, dejando a las Cortes Constituyentes la organización de esta forma de gobierno.''
A lo que Manuel Ruiz Zorrila dijo:
''Protesto y protestaré, aunque me quede solo, contra aquellos diputados que habiendo venido al Congreso como monárquicos constitucionales se creen autorizados a tomar una determinación que de la noche a la mañana pueda hacer pasar a la nación de monárquica a republicana.''
Ante eso, Emilio Castelas se puso en pie y pronunció las siguientes palabras:
''Señores, con Fernando murió la monarquía tradicional; con la fuga de Isabel II, la monarquía parlamentaria; con la renuncia de don Amadeo de Saboya, la monarquía democrática; nadie ha acabado con ella, ha muerto por sí misma; nadie trae la República, la traen todas las circunstancias, la trae una conjuración de la sociedad, de la naturaleza y de la Historia. Señores, saludémosla como el sol que se levanta por su propia fuerza en el cielo de nuestra Patria.''

A las 3 de la tarde de ese mismo día, se proclamó como forma de gobierno la República con 258 a favor y 32 en contra.

El primer presidente de la República fue Estanislao Figueras que intentó hacer reformas como la abolición de la esclavitud en Puerto Rico, la disolución de las órdenes militares y la supresión de los títulos nobiliario, no fue capaz de hacer frente a todos los problemas y huyó a Francia.

El segundo fue Francisco Pi y Margall.
Lo nombraron unas Cortes Constituyentes que también proclamaron República federal, lo que llevó a que durante su mandato, se dieron sublevaciones cantonalistas en casi todas partes con lo que finalmente tuvo que renunciar.

El tercero fue Nicolás Salmerón que pudo estar en el poder durante dos meses.
Consiguió parar la rebelión de los cantones, menos la de Cartagena, y contuvo a los carlistas.
Renunció por motivos de conciencia, ya que debía firmar sentencias de muerte dictadas sobre militares alzados.

El cuarto el último presidente fu Emilio Castelar, cuyos discursos son muy famosos.
Intentó poner orden enviando el general Moriones a pelear contra los carlistas y tratando de reconquistar Cartagena.

Aparte de esto, renovó la disciplina del ejército, estableció el servicio militar obligatorio y resolvió el problema diplomático con EEUU.
El general Arsenio Martínez Campos se manifestó a favor de la vuelta de la monarquía borbónica con Alfonso de Borbón, hijo de Isabel II y,telegrafió al presidente del gobierno Sagasta y al ministro de la Guerra Francisco Serrano, el cual estaba en el Norte combatiendo contra los carlistas.
Serrano les dijo que no resistieran y el gobierno aceptó sin protestar, por lo que no ofreció resistencia alguna cuando en la sede del gobierno se presentó el general Primo de Rivera y les ordenó disolverse.
El único que se opuso fue el almirante Topete, el cual convenció a otros revolucionarios de 1868 como Ruiz Zorrilla para que formara una comisión que se entrevistara con Sagasta.
Este los recibió y pareció acceder a su petición de sustituir en la capitanía general de Madrid a Primo de Rivera por el general Lagunaro, ya que se despidió de ellos diciéndoles que los llamaría si los necesitara, cosa que luego no hizo.



Podría decirse que, tras tanto luchar por una república en España, no resultó ir tan bien como se esperaba, debido a que el país no estaba preparado para establecer una manera de gobierno que solo unas pocas de personas conocían realmente.
EL pueblo confundió la carencia de rey con la anarquía y, también influyó que los propios republicanos tampoco se pusieron de acuerdo con la clase de república que querían.
Es por eso que la república no volvió a ser discutida después de muchos años y, aunque la Segunda República funcionó mejor, no fue muy duradera pero, como bien dice el refrán ''A la tercera va la vencida''.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada